Contratar Dominio propio, Hosting y Página Web para la empresa

Hoy en día, en pleno siglo XXI, tener un dominio propio, ya sea .com .net .org .pe o cualquier otra terminación (dependiendo del tipo de organización: educación, organización, comercial, etc.), es imprescindible, pues permite tener comunicación con clientes y proveedores desde correos electrónicos que lleven una denominación de este tipo minombre@miempresa.com y eso no es lo mismo que cuando elegimos utilizar cuentas de correo gratuitas de cualquier proveedor: hotmail, yahoo, infonegocio, gmail, terra, etc.

Sinceramente, voy a dar un dato que he contrastado con muchas personas que no están vinculadas a la tecnología: todos reconocen que cuando reciben un e-mail o una publicidad de una empresa y ven que se trata de un servidor de correo gratuito, la imagen que tenían hasta ese momento de dicha empresa cae fulminantemente en picada y la explicación es bien simple: si esa empresa no tiene dinero para poder tener un dominio y un alojamiento (hosting)… realmente están en verdaderos problemas.

La imagen percibida es similar a aquellas empresas que no disponen de teléfono fijo y ponen como teléfono de contacto un móvil, la imagen de que pueden desaparecer en cualquier momento es inmediata, y ¿quién quiere tener relaciones comerciales con empresas que le transmiten que pueden no estar ahí el mes que viene?, ya sea para un crédito en sus compras, como para un servicio postventa, o simplemente para volver a comprarles otro producto o servicio.

Un error que se comete a menudo es poner cualquier nombre como nombre de dominio, pues nos olvidamos que es el nombre que nos va a representar en muchos aspectos, por ejemplo, lo llevarán los correos electrónicos; los clientes lo deberán memorizar para ver nuestra página Web, etc. Entonces… ¿Cómo elegirlo? Se puede escoger el nombre de nuestra empresa directamente y comprobar si está disponible y nadie lo ha registrado anteriormente, pues podría darse el caso de que lo haya registrado alguna persona que se dedica a registrar dominios con los nombres de empresas para revendérselos por precios importantes.

Por ejemplo dominios del tipo: www.FrutasPerez.com, www.AccesoriosValencia.com, www.LaFabricaDeCamisas.com.pe no dejan lugar a dudas de a que negocio se dedican, por tanto están aportando un valor que ayudará a reconocerlo en Internet, sin embargo, un dominio como www.lfdc.com nos deja sin saber a qué se dedican y nos transmite poca información.

Sobre el hosting, es cuestión de asesorarse por una empresa especializada porque deberá escogerse el que mejor se adapte a las necesidades puntuales de cada empresa.

El tema que más reticencia ha despertado en el pasado es la realización de una página Web al ser una inversión mayor y por ese motivo muchos pequeños empresarios han postergado esta importante área de su empresa. Actualmente los precios de las mismos son bastante accesibles, adaptándose a todos los presupuestos y no hay una empresa que no pueda acceder a este tipo de inversiones, sobretodo al ver el potencial que tiene, incluyendo las invalorables campañas de publicidad en buscadores, que al día de hoy son una garantía de resultados.

De hecho, algunas empiezan a darse cuenta que incluso es rentable realizar lo que se denominan “microsites” para campañas determinadas o líneas de productos concretas, que no son sino páginas Web muy breves, con información solamente relacionada con esa campaña o con esa línea de producto y un link a la pagina general de la empresa para aquellos que desean conocer quién está detrás o quieren ampliar información sobre otros productos de la Empresa.

Deja un comentario